You are here
Home > Ascenso > PRIMERA B – El segundo ascenso quedó en suspenso

PRIMERA B – El segundo ascenso quedó en suspenso

Deportivo Riestra estaba a punto de lograr un ascenso histórico en sus 86 años de vida, al instalarse por primera vez en el Nacional B, pero un grupo de hinchas invadieron, algunos con violencia, el campo de la cancha en Villa Soldati con lo cual en los escritorios de la AFA se definirá si se da por terminado el partido o bien hacen jugar los cinco minutos que restaban.

“Se suspende, no se puede jugar”, sentenció el árbitro Paulo Vigliano, mientras jugadores de Comunicaciones daban cuenta de haber recibido golpes, que estaba “todo armado” y apuntaron al poder del abogado Víctor Stinfale, gerenciador del club con el patrocinio de una empresa de bebida energizante.

Así como Riestra dominó todo el primer tiempo con los goles de Nahuel Benítez, a los 11 minutos, de penal, por una infracción de Melo a Gonzalo Bravo, la gran figura del partido, y a los 33, por un remate de Mauro Ortiz tras dejar mal parado a su marcador Lucas Banegas, el partido se suspendió cuando Comunicaciones lo tenía contra las cuerdas.

El descuento de Comunicaciones lo hubiera llevado a definición por penales por la victoria 1-0 en el partido de ida del Reducido del campeonato de Primera B Metropolitana, cuyo campeón fue Deportivo Morón.

El arquero Carlos Morel salvó tres veces el arco, una en un mano a mano ante Zárate y dos en sociedad con el travesaño tras sendos remates de Federico Barrionuevo.

Coincidentemente con el cumplimiento del minuto 45 del segundo tiempo y a falta de los cinco adicionados, comenzaron a entrar hinchas y algunos jugadores de Comunicaciones tuvieron que soportar golpes.

“Entró un hincha y me pegó una piña”, contó Barrionuevo, entre sorprendido e indignado y enfatizó que “gana el poder a la humildad”.

El “poder” al que aludió Barrionuevo se refiere al Riestra que desde 2013 es gerenciado por el abogado Stinfale, pese a los orígenes humildes de este club nacido como una asociación de fomento y que encontró sus fieles en una barriada sufrida del corazón de Soldati.

Para el defensor Agustín Cattáneo “estaba todo armado”.

“Hay que investigar a Stinfale”, reclamó Cattáneo al hablar en el campo de juego por TyCSports.

Vigliano entregará el informe y será el Tribunal de Disciplina el que decida si se da por terminado el partido y por ende homologa el ascenso de Riestra, sanciona al club de Soldati o hace jugar los cinco minutos que faltaban.

Fuente: DyN

sjz
Top